Praga

Praga


Su castillo se ve iluminado gracias a los Rolling Stones. 22 voluntarios hacen sonar las campanas de la catedral de San Vito. Hay un callejón peatonal regulado por un semáforo. Con 216 m de altura, la torre de la televisión es el edificio más alto de Praga, se distingue desde cualquier punto elevado de la ciudad por los bebés gigantes que gatean por él.