Lucerna

Lucerna


En homenaje a los caídos durante la Revolución Francesa encontramos uno de los monumentos más bellos, aunque también se ha hecho referencia a él como el trozo de piedra más triste del mundo. Se trata de la figura de un león herido y agonizando de enormes proporciones esculpido en piedra.